24 noviembre, 2017

¿Cómo te afecta el ruido de vivir en la Ciudad de México?

Los expertos advierten que la contaminación acústica de las grandes urbes daña la salud, pese a que la mayor parte de sus habitantes se acostumbra a vivir con ruido.

De acuerdo con la Norma Ambiental del Distrito Federal, los límites máximos permisibles de emisiones sonoras son de 65 decibeles durante el día y 62 en el horario nocturno.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el límite superior deseable es de 70 decibeles. Recomienda que el nivel más alto permisible de exposición en los lugares de trabajo, sea de 85 decibeles durante un máximo de 8 horas al día.

Vivir en un lugar ruidoso

La Ciudad de México es una zona con excesiva contaminación sonora, de acuerdo a estándares y recomendaciones internacionales. Esta situación destruye y afecta notablemente la calidad de vida de sus habitantes”, indicó Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

El ruido en el centro de la capital del país oscila entre 67.1 y 72.9 decibeles. En el Eje Central Lázaro Cárdenas o la calle Bolívar, se han detectado hasta 85 decibeles.

Los precios de los departamentos en el Centro Histórico, que es una de las zonas con mayor contaminación, son de 1.15 millones de pesos, es decir, 16,667 pesos por metro cuadrado.

En otras colonias, con un menor nivel de ruido o contaminación sonora, como Santa María La Ribera (que cuenta con el 7% del inventario vigente en la delegación), los departamentos tienen un valor de 1.2 millones de pesos.

¿Cómo aislar tu casa?

Estar expuesto a altos niveles de ruido causa: dolores de cabeza, estrés, ansiedad, irritabilidad o falta de atención, y hasta pérdida auditiva.

Lo que más puede afectar es el sueño de las personas y esto incide en tu entorno laboral o escolar, explicó Juan David Rodríguez, máster en ingeniería acústica.

El ruido dentro de una vivienda dependerá principalmente del ruido en el exterior y del material con que esté construida; actualmente en México no es común que se utilice material acústico en la construcción ni la medición del ruido de fondo que prevalece al interior. Un adecuado diseño ayudaría a evitar niveles altos de ruido en las casas”, destacó Maricela Gamiño Galindo, metróloga del grupo de Acústica del Centro Nacional de Metrología.

La experta recomienda lo siguiente:

  • El uso de puertas y ventanas con aislamiento acústico, es decir, cambiar las ventanas por ventanas aislantes (que constan de 2 vidrios separados por un espacio vacío).
  • Verificar que el lado de la casa que apunta a alguna fuente de ruido cercana, no presenta espacios o grietas que permita el paso. El sonido se transmite a través del aire, tener un sello hermético mejora el aislamiento acústico de la vivienda.
  • Otro es el de las vibraciones que produce el ruido, esto también puede generar afectaciones, sobre todo en los bebés porque son más sensibles. Una forma de evitar vibraciones es tener una alfombra gruesa, eso reduce las vibraciones.
  • En lo posible, evitar la cercanía con zonas industriales, centros nocturnos de diversión como bares, centros de espectáculos y grandes avenidas.

Analice la vivienda (su fachada, sus elementos constructivos y estructura con la finalidad de saber que la casa está adecuadamente aislada), tenga en cuenta puertas y ventanas que son los mayores puntos de transmisión de ruido exterior”, concluyó Maricela Gamiño.

Fuente: Excelsior

Comments

comments